¿Quién fue?

MARILYN MONROE

La actriz triste que enamoró al mundo con su sonrisa

Fue una gran actriz y una chica bastante lista que leía mucho y nunca dejó de estudiar, pero el mundo se enamoró de sus personajes y quiso creer que solo era una mujer guapa y un poco tonta a la que solo le importaban los vestidos y salir perfecta en las fotos.

 

Cuando Marilyn Monroe todavía se llamaba Norma Jeane (ese era su verdadero nombre) y trabajaba en una fábrica de munición y paracaídas durante la guerra, un fotógrafo la descubrió y le propuso hacerse modelo. La pequeña Norma no había tenido una infancia muy feliz. Su padre las abandonó a ella y a su madre antes de que ella naciera, y su madre tenía problemas de salud y tuvo que dejara al cuidado de familiares y varias familias adoptivas.

Marilyn hizo caso al fotógrafo y protagonizó algunas sesiones de fotos. También decidió probar suerte en el cine y se presentó a varias pruebas. Empezó a trabajar como extra y en papeles muy pequeños en los que, como mucho, solo decía una frase. Aunque al principio no tuvo mucho éxito, pronto llamó la atención de algunos buenos directores de cine que la ficharon para hacer papeles secundarios en sus películas. Primero fue una escena en una película de los hermanos Marx (unos hermanos muy locos que hacían películas muy graciosas): Sopa de ganso. Después una película de cine negro (películas de gánsteres, mafiosos y criminales), La jungla de asfalto sobre un grupo de ladrones que atraca una joyería y, por último, Eva al desnudo, sobre una joven actriz que quiere ser famosa a toda costa.

Tras rodar Niágara, su primer papel protagonista de éxito, llegaron las comedias que la hicieron más famosa: Cómo casarse con un millonario, Los caballeros las prefieren rubias, La tentación vive arriba, Bus stop o Con faldas y a loco. En todas ellas interpretaba a una chica muy guapa y simpática pero no muy lista. Así, en pocos años, película tras película, se convirtió en la actriz más famosa del mundo. El problema es que todo el mundo pensaba que, en la vida real, Marilyn era igual de atolondrada y tontita que en sus películas. Solo una chica guapa sin cerebro. Además nunca estaba segura de estar haciendo bien sus papeles. Esto la hizo sufrir mucho toda su vida. Para mejorar iba a clases, estudiaba, leía y repetía sus escenas un millón de veces. Hoy tenemos sus películas para darnos cuenta de que Marilyn Monroe no solo fue una mujer bellísima si no también una gran actriz con un toque muy especial.

LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS

CON FALDAS Y A LO LOCO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies