¿Quién fue?

ALICE GUY

La primera directora de cine de la historia

No solo fue la primera mujer en dirigir películas. Fue, por encima de todo y antes que nadie, la primera persona que vio todo lo que podía hacerse con ese invento del cine. La primera en rodar una historia inventada y la primera en filmar cine con sonido

Erase una vez una niña llamada Alice. Su padre hacía libros y era dueño de varias librerías en Francia, así que Alice creció rodeada de historias que, poco a poco, fueron llenando su cabeza. Cuando su padre murió, ella se puso a estudiar para ser secretaria y empezó a trabajar para una compañía que fabricaba y vendía aparatos fotográficos.

Un día, Alice y su jefe fueron invitados por los hermanos Lumière a ver un invento en el que estaban trabajando. Era el cinematógrafo. Alice salió absolutamente maravillada. Las mil y una historias que su imaginación había fabricado gracias a todos los libros que había leído de pequeña se morían por salir de su cabeza y convertirse en realidad. Alice le suplicó a su jefe que la dejara filmar una película con ese nuevo invento. Él le dijo que sí con la condición de que no descuidara su trabajo de secretaria y ella, muy feliz, se puso a trabajar en su película. Se llamaba El hada de los repollos, duraba poco más de un minuto y hablaba de un hada que convertía los repollos en bebés. La hizo con un grupo de amigos actores y ella misma diseñó el vestuario y los decorados de la película. Esta fue la primera película que contaba una historia inventada. También fe la primera que duraba más de un minuto.

El hada de los repollos (1896) fue todo un éxito y el jefe de Alice empezó a tomarla en serio: creó un departamento para hacer películas dentro de su empresa y puso a Alice a dirigirlo. En 10 años rodó más de 100 películas en Francia, algunas de ellas con sonido ya que la empresa para la que trabajaba había inventado un aparato que permitía grabar voz e imagen. Después de casarse, se fue a Nueva York y allí rodó casi 1000. Desgraciadamente, su marido la abandonó y la dejó sin dinero así que tuvo que volver a Francia donde la gente ya no tenía tanto interés en el cine como antes. Cuando decidió recuperar sus películas, se encontró con que muchas de ellas se habían perdido y las que no, ya no tenían su nombre en los títulos. Como Alice era una mujer en un tiempo de hombres, estos decidieron que ella no podía haber hecho esas películas y sustituyeron su nombre por el de su marido o cualquier otro hombre que hubiera participado en el rodaje. Por ejemplo, el cámara. Así, Alice desapareció de la historia del cine hasta hace unos pocos años, cuando algunas historiadoras y sus tataranietas la rescataron de su injusto olvido.

EL HADA DE LOS REPOLLOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies